Empezó el verano, una de las épocas favoritas de muchas personas porque pueden realizar diferentes actividades al aire libre como ir al parque, piscina y, por supuesto, ir a la playa. Sin embargo, en el tiempo de la diversión junto a la familia y amigos, nos olvidamos de algo muy importante: el cuidado de la piel.

Es importante mencionar que, con la llegada del verano se incrementan los índices de radiación solar ultravioleta que causa muchos problemas y enfermedades de la piel.

Es por ello que la dermatóloga Nirima Poleth Arpasi, de Sisol Salud de la Municipalidad de Lima, recomienda los pasos básicos para protegerse de los rayos solares y prevenir lesiones. ¡Atenta y toma nota!

 – Limpieza adecuada. Lo primero que debemos considerar para el cuidado de la piel es la limpieza adecuada, que debe realizarse todos los días, en la mañana y por la noche, antes de acostarse. Si usa maquillaje, puede emplear limpiadores o jabones sin detergentes faciales.

– Uso diario del protector solar. El paso más importante para prevenir quemaduras y enfermedades en la piel es su uso diario. Este debe ser indicado por un dermatólogo y tener un factor de protección solar 30+. Debe aplicarlo 30 minutos antes de exponerse al Sol o de salir de casa y reaplicárselo cada tres horas.

– Aplicación en zonas fotoexpuestas. El protector solar debe aplicarse tanto en el rostro como en el cuerpo, orejas, manos, zona del escote, pies y cuello, es decir en todas las zonas no cubiertas por la ropa, donde el daño solar también se evidencia.

– Evitar la exposición solar entre las diez de la mañana y las cuatro de la tarde. Esto es importante porque en ese lapso los rayos solares son más fuertes y llegan a tener un efecto muy perjudicial sobre la piel, podría incluso ocasionar quemaduras de primer y segundo grado.

– Beber abundante agua. Lo ideal en época de verano es mantenerse muy hidratado, por eso hay que beber mucha agua durante el día.

– Usar sombreros de ala ancha. Esta es otra forma de proteger nuestra piel. Los sombreros deben tener ala de aproximadamente 10 centímetros de diámetro. También es importante usar lentes de Sol con protección 400 UV, polos de manga larga y pantalones de algodón.

– Atención con los cambios en la piel. Si observa algún cambio repentino en la piel como color, textura, manchas o lunares, no dude en acudir de inmediato a un especialista, quien será el único en dar el tratamiento adecuado. No se automedique.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *