El psicoterapeuta y psicólogo Roberto Lerner nos enseña en esta entrevista –con buen humor y no menos optimismo– cómo de los momentos de crisis también podemos sacar lecciones positivas y mejorar nuestra interacción social.

¿Cree que el paso del coronavirus genere cambios duraderos en la manera cómo nos comportamos como sociedad?

Dependerá de cuánto dure y cuánto golpee a las personas o sobrecargue los servicios de salud. En términos generales lo veremos como un antes y un después, como un entendimiento de que hay maneras distintas de convivir, de divertirse, de producir, de trabajar. Como sociedad, esto es un deseo, ojalá nos integre más. Somos una sociedad fragmentada, desconfiada y muy recelosa de lo que plantean las autoridades. Quizás funcionar en una dirección más o menos única nos enseñe a cooperar más, a entender cuál es la relación entre las conductas individuales y el bienestar colectivo. En nuestro país, la gente no siempre hace un vínculo entre lo que yo hago, mis márgenes de maniobra, mi libertad y el impacto que mis decisiones tienen sobre el conjunto.

¿Mejorará nuestra conciencia cívica?

Sí, creo que es un aprendizaje que se está haciendo. Ahora, sigue habiendo este enfrentamiento entre las personas que tienden a pensar que no hay mucha relación entre lo individual y lo colectivo, que sienten que están en la categoría menos débil y dicen: ‘no me pasará nada’. Y también están quienes tienen una visión más colectiva y son más pesimistas. Siempre hay esas dos fuerzas que todos tenemos en el fondo, pero unos las personificamos más que otros, (…) hay que entender a ambos. En algunas circunstancias el primer grupo tiene la razón, y en otras, el segundo.
Leer la entrevista completa:
Dele clic aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *